¿Cuanto de verdad quieres a tu perro?

¿Cuanto de verdad quieres a tu perro?

perro recibiendo afecto por parte de su dueña
Roxy es una perra muy mimada y amorosa

Son innumerables los beneficios que aportan los perros, pero un «amor desmedido» puede ocultar problemas de relacionarse con personas.

Las mascotas, y quizás de una manera especial los perros, forman parte de nuestra sociedad y de muchos núcleos familiares.

Una relación entre perro y persona que en la mayoría de los casos aporta muchos beneficios, pero que en determinadas situaciones, y en relaciones «llevadas al extremo», pueden resultar perjudiciales.

Desde el punto de vista de la psicología, es natural que se ame o sienta afecto hacia las mascotas. Pero este sentimiento se convierte en dañino si se convierte en obsesivo, haciendo que el sentido de la vida gire en torno a la mascota, e incluso llevando a las personas a caer en la despreocupación sobre otros aspectos de la vida, muchos de ellos básicos, e incluso pueden llevar a determinadas personas a no permitirse tener contactos o relaciones fructíferas con otras personas.

Llevado al extremo, se pueden llegar a dar casos de acaparación de animales, una enfermedad conocida como el «Síndrome de Noé». Se trata de un trastorno psiquiátrico caracterizado por la acumulación de animales, que permanecen hacinados en los domicilios de las personas afectadas. Normalmente se trata de perros y gatos, y sus propietarios no les proporcionan los mínimos cuidados, según recoge la Agencia Sinc.

Científicos del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) han publicado en la revista Animal Welfare el primer estudio en España y uno de los primeros en Europa que aporta datos sobre este trastorno, que tiene consecuencias muy negativas tanto para la salud de las personas que lo sufren como para la de los animales.

Según la investigadora Paula Calvo, este es el «primer paso para el reconocimiento social de este síndrome que preocupa cada día más a las administraciones, ya que se está convirtiendo en un grave problema de salud pública. Aún no existen protocolos de actuación estandarizados para realizar intervenciones en estos casos».

Los investigadores creen que este trastorno tiene implicaciones en salud mental, bienestar animal y salud pública y, por ello, reconocer su presencia en nuestra sociedad es el primer paso para identificar y detectar precozmente los casos y enfrentarlos lo más eficientemente posible.

Valora y comparte este articulo para mejorar la calidad del Blog!
[Total: 2 Average: 5]
Please follow and like us:

Deja una respuesta